Según lo declarado por Facundo Zaeta, Fabián Gutiérrez había recibido una llamada de "Marcelo Franco", de la comunidad zíngara, y al dejar figurar su nombre en el expediente, el juez Narvarte había ordenado un allanamiento el viernes en el domicilio de Franco, donde fue secuestrado un celular y prendas de vestir "con manchas rojizas".

Homicidio de Fabián Gutiérrez.

Facundo Zaeta dijo que al empresario (Gutiérrez) lo llamó "Marcelo Franco". Él en la comisaría declaró y dijo llamarse Miguel Franco. Contó que se había conocido con Gutiérrez hace tres años en Río Gallegos. Y esa noche lo había llamado "para ir a cenar".

La causa que investiga el homicidio de Fabián Gutiérrez, tiene a tres procesados con prisión preventiva (Zaeta, Gómez y Monzón), pero aún continúan los trabajos de investigación.

El gitano Franco tiene 31 años de edad. Su nombre salió en la declaración testimonial que dio Facundo Zaeta en la comisaría, cuando el joven explicó qué hizo el jueves 2 de julio con Gutiérrez. "Fabián me dio un recorrido por su casa y tomamos champagne, en un momento recibió un llamado de Marcelo Franco, donde este último le solicitaba dólares", consta en la causa.

Facundo Zaeta, principal sospechoso del asesinato de Fabián Gutiérrez (Foto: Diario Nuevo Día)

El hombre, al ser citado luego a la comisaría, declaró que es "conocido" de Fabián Gutiérrez, pero que no son amigos. Y confirmó que sí lo llamó, pero no para solicitarle dinero.

Franco declaró que se conocieron con Fabián Gutiérrez hace tres años en Gallegos, "en el local Belfast", que le había dicho que era de Calafate y viajaba a Buenos Aires.

En cuanto a la llamada esa noche del desenlace fatal, el gitano agregó que "era para cenar, salir para cag... de risa un rato y después cada uno a su casa. A veces lo veía cada 15 días, a veces más tiempo o a veces menos, cuando él llegaba a Calafate me escribía cuando se podía y nos juntábamos a cenar", contó.

Fabián Gutiérrez.

"La última vez que lo vi fue hace dos o tres semanas aproximadamente en Mako (bar de Calafate), allí nos encontramos los dos y Kevin Weiman, cenamos, tomamos unas cervezas y champagne, luego el local cerró y cada uno para su casa", dijo sobre su última vez con el ex secretario presidencial.

El jueves 2 de julio, cerca de las 20 horas lo había llamado para ir a cenar a una parrilla "y me dijo que no podía que estaba en su casa acomodando unas cosas porque recién se terminaba de mudar, y que recién el lunes estaba libre para ir a tomar algo o salir", contó Franco.

Relató que el día de la desaparición de Gutiérrez él se enteró por unos amigos con los que estaba, y que tienen en común con Fabián.

Juez del caso Fabián Gutiérrez, Carlos Narvarte.

"Estaba en el centro, la madre de Fabián llamó a uno de ellos y nos fuimos al lugar donde se encontraba el teléfono (de Gutiérrez), entró uno de mis amigos a una obra y allí estaba en el piso con dos piedritas".

Consultado si poseía algún negocio con Gutiérrez, dijo: "No, ni pasado, ni futuro, ni presente, nada".