“Frente a la preocupación por el aumento de casos de COVID-19 en todo el país y la suba de los precios de los alimentos, el otro campo y las organizaciones populares salimos a la calle para visibilizar nuestras propuestas solidarias y colectivas para la salida de esta crisis”, comunicó la Unión de Trabajadores de la Tierra, que realizó este jueves un “verdurazo” en el Obelisco.

//Mirá también: El campo inició el paro de nueve días en protesta por el cierre de las exportaciones de carne

La Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra (UTT) y la Red de Comedores por una Alimentación Soberana rechazaron el paro el paro de las entidades del campo y el aumento de los precios de los alimentos, y reclamaron vacunas para los trabajadores esenciales que sostienen los comedores populares de todo el país.

Verdurazo en el Obelisco@uttnacional | Twitter

“Las patronales de la agroindustria vuelven a amenazar con un lockout ganadero mientras logran ganancias extraordinarias por el precio internacional récord de la soja”, mientras “la crisis sanitaria no merma y el aumento de los precios de los alimentos golpea al bolsillo de las mayorías”, señalaba la convocatoria.

“En ese contexto, el otro campo y las organizaciones populares salimos a la calle para visibilizar nuestras propuestas solidarias y colectivas para la salida de esta crisis”, agregó. Entre los pedidos figura una ley de acceso a la tierra y promoción de colonias agrícolas, y el fortalecimiento de la agroecología como modelo de producción agroalimentario saludable.

//Mirá también: Alberto Fernández sobre el paro del campo: “Mi mayor preocupación es que los argentinos puedan comer carne”

También pidieron el financiamiento a las cooperativas productoras de alimentos; priorizar la agricultura familiar en las compras públicas de alimentos, y la implementación urgente de un plan de vacunación para los trabajadores esenciales que sostienen los comedores populares de todo el país.

Comienza el paro del campo

Este jueves comenzó el paro del campo impulsado por la Mesa de Enlace tras la decisión oficial de suspender por 30 días la exportación de carne de res. La medida de fuerza se extenderá por nueve días y, en medio de la tensión, los negocios ganaderos ya empezaron a sufrir las consecuencias.

El rechazo a la medida del Gobierno se extendió a otros sectores empresariales, como la Unión Industrial Argentina (UIA), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Las entidades ruralistas esperan un alto acatamiento del cese de comercialización de hacienda, y aseguraron que no habrá desabastecimiento de carne para el público ya que los frigoríficos tienden a tener stock para una semana o más.

Con información de Télam.