La concesión del ex Buenos Aires Design fue otorgada a principios de 2020 a la empresa Hatzlajá SA que planeaba hacer OH! Buenos Aires, un centro de entretenimientos similar al que ya habían realizado en Punta del Este.

//Mirá también: Facundo Manes junto a Martín Lousteau: “La UCR tiene que liderar el proceso que necesitan los argentinos”

Pero llegó la pandemia un mes después y cambiaron los planes, por lo que decidieron hacer desde cero un centro de diversiones, compras y gastronomía “anti Covid” que contara con ventilación natural.

El arquitecto Gabriel Levy, del grupo desarrollador Hatzlajá y gerente del proyecto OH! Buenos Aires cuenta: “La pandemia nos hizo replantear el proyecto y su sustentabilidad. Hemos planeado un edificio abierto”.

“Creamos cuatro patios que se comunican desde la terraza del Centro Cultural Recoleta hasta el subsuelo, por lo que todos los niveles tienen corrientes de aire y ventilación natural. No va a haber un aire acondicionado central”, explica Levy.

Y agrega: “El proyecto ya fue aprobado por Patrimonio. Y acabamos de presentarlo a la Dirección General de Interpretación Urbanística del Gobierno de la Ciudad. Calculamos que el trámite de los permisos nos va a tomar tres meses y que la obra podría empezar entre el último trimestre de este año y el primero del próximo”.

//Mirá también: Un grupo encabezado por Alberto Rodríguez Saá quiere ir a las PASO dentro del Frente de Todos

El plan consiste en remover el techo transparente del edificio, que consta de un subsuelo, dos plantas y una terraza.

Así, señala que: “Cuando llueva, el agua va a entrar y llegar hasta el subsuelo, donde habrá vegetación y árboles que la recibirán. Y esa agua va a recircular”.

Del plan original, se conserva la idea de hacer un gran acceso vidriado, similar al del Museo del Louvre o al del local de Apple de Nueva York.

”Se va a hacer una modificación estructural en el edificio, pero el concepto del proyecto se mantiene intacto. Va a ser un centro comercial para la familia, con entretenimiento, gastronomía y algo de retail (comercio minorista). Y el edificio donde estaba el Hard Rock Café va ser para coworking. La idea es crear una sinergia entre el coworking y los servicios del centro comercial”, anticipa Levy.

El sector de gastronomía principal va a estar en la terraza, la misma ubicación que tenía cuando estaba el Buenos Aires Design. Aunque habrá más negocios del rubro distribuidos en el edificio, que tendrá un total de 100 locales comerciales.

En donde antes estaba el auditorio, habrá juegos mecánicos, de realidad virtual y e-gaming. Por otra parte, un sector será destinado a un mercado de 1.500 m2. Y habrá 600 cocheras.

Modificación del proyecto en pandemia

”Por un lado, la pandemia nos mejoró el concepto, por el otro tuvimos demoras por trabajar en forma remota. Pero pudimos cumplir con los tiempos”, sostiene Levy.

La inversión es de 13 millones de dólares y esperan inaugurar una primera etapa en julio del 2022, con el paseo gastronómico en la terraza, el edificio de coworking y el centro de entretenimientos del auditorio terminados. La segunda etapa se habilitaría en julio de 2023, con los dos niveles inferiores.

El 30% de los locales ya están reservados”, asegura Levy. La adjudicación se firmó por los próximos 15 años, con opción a otros 5 por los que la empresa pagará $ 5.779.220 millones de mensuales.

”Creemos que la pandemia nos jugó a favor, porque nos permitió replantear el proyecto, nos dio el tiempo para diseñarlo día a día, cuando otros tienen que adaptarse por completo -sostiene Levy-. Y nos gusta más como queda. No va a ser un edificio cerrado, sino uno bioclimático, con mucho verde”.