Buenos Aires será sede de la conmemoración por los 30 años de la constitución del Mercosur, que se llevará a cabo el próximo 26 de marzo. Los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, miembros del bloque, están convocados.

El argentino Alberto Fernández -anfitrión- y el jefe de Estado brasileño, Jair Bolsonaro, ya confirmaron su presencia. Mientras que se prevé que el uruguayo Luis Lacalle Pou y el paraguayo Mario Abdo Benitez también asistan, según añadieron las fuentes de la cancillería argentina a Efe.

El calendario de actividades por el aniversario del Mercado Común del Sur fue abordado este martes pasado por los coordinadores nacionales de los cuatro socios fundadores del bloque, cuya presidencia ejerce este semestre Argentina.

Entre esos actos previstos estaba el encuentro presidencial del 26 de marzo, aunque hasta hoy no se conocía el lugar exacto donde se iba a celebrar ni si la cita presidencial sería de modalidad virtual o presencial, como finalmente será.

En noviembre pasado, Fernández, que llegó al poder en diciembre de 2019, abogó en un encuentro virtual con Bolsonaro por dejar “las diferencias” que ambos tuvieron en “el pasado” y potenciar “todos los puntos de acuerdo”.

“Celebro este encuentro para darle al Mercosur el impulso que está necesitando y es imperioso que Brasil y Argentina lo hagan juntos”, expresó Fernández durante el acto por el Día de la Amistad Argentino-Brasileña.

Ya antes de que Fernández asumiera la Presidencia argentina, con la exmandataria Cristina Kirchner (2007-2015) como vicepresidenta, Bolsonaro se mostró muy crítico hacia su figura, llegándolo a tildar de “bandido de izquierda”.

Incluso, no asistió a su investidura y hasta noviembre de 2020 no había existido un contacto directo, ni siquiera por teléfono.

Ese mismo mes, el argentino viajó a Colonia de Sacramento, en Uruguay, para reunirse con Lacalle Pou. Tras ese encuentro, Fernández dijo que ambos países deben “profundizar el vínculo”, la relación de sus pueblos y trabajar juntos “para que la región vuelva a unirse”.

Alberto Fernández y Luis Lacalle PouGentileza

La última cumbre del Mercosur se celebró, de forma virtual, en diciembre pasado, con Uruguay como presidente pro tempore, donde se apostó por la necesidad de un bloque fuerte en un mercado internacional complejo debido a la pandemia de la covid-19 y la reafirmación de “máxima voluntad” de los miembros de cerrar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE).

En la reunión del martes pasado, presidida por la subsecretaria de Mercosur y Negociaciones Económicas Internacionales de Argentina, Rossana Surballe, se abordaron temas de la agenda de trabajo del bloque regional enfocados a consolidar y profundizar el proceso de integración.

Entre estos asuntos está el arancel externo común, el régimen de origen, el comercio electrónico y de servicios, temas relativos al Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (FOCEM), el comercio de automóviles y cuestiones institucionales, así como la agenda de relacionamiento externo del bloque.

La Presidencia Pro Témpore de Argentina destacó que la conmemoración de los 30 años del bloque tiene un “claro valor simbólico y político al mostrar una vocación de integración regional” y convertir al Mercosur “en una plataforma común para la proyección internacional competitiva” de los cuatro países miembros.

Con información de EFE.