Este sábado abrieron los shoppings después de estar cerrados durante dos meses por el avance de la segunda ola del coronavirus. Y la reapertura fue un éxito al consumo, principalmente, porque muchos porteños compraron a último momento los regalos para el Día del Padre.

//Mirá también: Horacio Rodríguez Larreta anunció que los restaurantes abrirán hasta las 23 y vuelven los shoppings

El diario Clarín realizó una recorrida por distintos centros comerciales de la Ciudad de Buenos Aires. En dos de ellos, el Alto Palermo y el Abasto, la gran mayoría de las compras fueron en indumentaria, calzado y tecnología. Las librerías también contaron con una amplia cantidad de público.

La apertura de los shoppingsClarín

Para la vuelta al paseo o a las compras en los shoppings no queda otra que adaptarse. Es que estos poseen un horario estipulado -de 10 a 20 en el Alto Palermo, por ejemplo, con la gastronomía en modo take away y delivery hasta las 23- y un número de personas permitidas para ingresar a los locales. Todo ello se debe a los protocolos sanitarios establecidos.

Así las cosas, el mismo diario informó que la mayoría de los comercios, que permiten el ingreso de un cliente cada 15 metros cuadrados, tienen una capacidad promedio de cuatro ciudadanos. No obstante, algunos solo pueden dos y otros llegan hasta siete.

De todas formas, no son las únicas medidas que se llevaron a cabo. El alcohol en gel o el difusor del alcohol líquido estuvieron al alcance de los clientes. También en la entrada del Alto Palermo había una cámara que tomaba la temperatura de las personas.

La apertura de los shoppingsClarín

El consumo, por otra parte, también fue empujado gracias a los descuentos que los comercios establecieron para tener más compras. Algunos eran del 10%, mientras que otros alcanzaban, por ejemplo, el 30%.

Compras en indumentaria

Todas las medidas implementadas para frenar el avance de la pandemia impactaron de lleno en algunos rubros. Uno de ellos, de los más recurridos para los regalos del Día del Padre como lo es el de la indumentaria, emitió un comunicado en el que detalló la alarmante situación que atraviesa el sector.

//Mirá también: Reabren los shoppings de distritos bonaerenses que estén en Fase 3

La Cámara Industrial de la Indumentaria (CIAI) expresó que “a pesar de la caída de los contagios durante los primeros meses del año, las ventas de ropa no lograron recuperar los niveles previos a la pandemia, debido a la caída del poder de compra de los salarios y de las jubilaciones durante el último año”.

La apertura de los shoppingsClarín

Y agregaron: “El avance del plan de vacunación y la llegada de la primavera permitirán superar los peores momentos de esta pandemia y levantar las restricciones a la movilidad, aunque ahora nuestro principal desafío es pasar el invierno”.

Uno de los grandes problemas para el sector fue la limitación en la circulación en los últimos meses y el cierre de los shoppings, según reconocieron. “La disminución de la asistencia estatal empeora la situación de las empresas de la cadena, que vienen de tres años consecutivos de contracción”.

¿Qué necesitan para revertir el mal momento? La CIAI remarcó la importancia de superar la crisis sanitaria y recuperar el poder adquisitivo. “En otras palabras, el tamaño del mercado se redujo en un tercio en tan sólo dos años”, indicaron. Por otra parte, sostuvieron en el texto que la producción nacional de ropa sufrió en ese contexto una caída de 10,8% entre abril de 2019 y abril de 2021.

Con información de Télam.