Juana Boero, de 17 años, y Mauro Freiria, de 35, fallecieron el pasado sábado y ya son tres las víctimas fatales durante el presente verano. 


Otros dos accidentes fatales a bordo de cuatriciclos generaron una profunda conmoción en la localidad balnearia de Villa Gesell, donde este sábado fallecieron Juana Boero de 17 años, y Mauro Freiria, de 35. La carátula de las causas en ambos siniestros es “homicidio culposo”.

En primer turno se conoció el fallecimiento de Freiria, quien vivía en Ituzaingó y se accidentó en la zona de dunas. “Iba subiendo un médano con su cuatriciclo y al llegar a la cima se encontró con una pendiente muy aguda y volcó”, confirmó el intendente de Gesell, Gustavo Barrera, a la agencia Télam.

Mauro Freiria, otra víctima fatal de la imprudencia al volante cuando se manejan cuatriciclos.

“(Mauro) circulaba por un sector de médanos que se encuentra entre la playa y el lateral del circuito donde se desarrolla el ‘Le Touquet’ (Enduro del Verano) cuando, a raíz de una mala maniobra, volcó en un corte de la duna y el rodado lo golpeó”, detalló Adrián Caluc, amigo de la víctima, según consignaron fuentes policiales.  

Por su parte Federico Villagrán, director de Emergencias de la Provincia y encargado del SAME bonaerense, precisó que en un primer momento Freiria fue trasladado en una camioneta particular y que, a mitad de camino, fue asistido por el SAME, que completó su traslado al hospital. “Había sido aplastado por el cuatriciclo y se encontraba en paro”, aseguró Villagrán.

“Seguimos los protocolos pertinentes de reanimación, pero no se pudo hacer nada”, contó a Clarín Miguel Muñoz, secretario de Salud de ese municipio. En tanto que Walter Mercuri, a cargo de la Fiscalía N° 8 de General Madariaga, informó que la autopsia arrojó que Freiria tenía “lesiones internas gravísimas por lo que se estima que circulaba a alta velocidad”. Del informe también se desprendió que no llevaba casco.

Tal cual pudo averiguar el citado medio, el joven era fanático de las motos y los cuatriciclos y ya había ido al Enduro del Verano de Gesell en otras oportunidades. Lo apodaban “Lauchi”, estaba en pareja y era papá de una nena.

Ya por la noche de la jornada sabatina, alrededor de las 20, se registró el segundo siniestro en el que murió Juana Boero, una adolescente oriunda de Campana y cuyo padre es dueño de un concesionario de motos. Con su familia veraneaban desde hace varios años en Pinamar, ciudad balnearia ubicada a tan solo 25 kilómetros de Villa Gesell. 

Juana estaba al cuidado de los padres de una amiga y junto a un grupo de chicos de su edad cuando se subió a un cuatriciclo, empezó a circular y chocó contra un alambrado. Ella circulaba en un rodado Yamaha modelo Banshee.

Juana Boero, de 17 años, perdió la vida en las playas de Villa Gesell al chocar su cuatriciclo contra un alambrado.

“Debido a la oscuridad de la noche embistió un alambre que divide las parcelas produciéndole un corte en el cuello”, detallaron fuentes policiales. Y agregaron que fue trasladada de urgencia al hospital local donde, minutos más tarde, falleció a raíz de las graves lesiones sufridas.

“La adolescente manejaba en una zona no habilitada, ubicada al costado del circuito en el que se desarrollaba la competencia”, precisó el fiscal Mercuri. Luego, también explicó que “se presume que no llevaba casco por el corte profundo en el cuello y los politraumatismos en el cráneo”.

“Presentaba un sangrado en el oído, marcas del alambrado en el hombro derecho y una contusión y hematomas en la zona del cuello. Llegó al centro de salud sin signos vitales”, agregó el secretario Muñoz sobre la joven. 

El cuatriciclo que manejaba Juana Boero al momento del accidente en el que perdió la vida. (Pinamar 24)

En medio de estas tragedias viales, Villagrán confirmó una tercera persona fallecida que circulaba en uno de estos vehículos el viernes. No obstante, en este caso, fue un síncope lo que le provocó la caída del rodado.

Cabe recordar que a principios de febrero, en otro siniestro con un vehículo similar, perdió la vida Paula Betbeder, de 34 años. La mujer, que estaba de vacaciones con su pareja, sus hijos y una familia amiga en Pinamar, falleció aplastada cuando volcó el rodado en el que viajaba como acompañante, un vehículo todoterreno UTV.






Comentarios