La distribuidora de electricidad Edenor puso en servicio la nueva subestación Aguas, obra que implicó una inversión de $428 millones y que mejorará la calidad del servicio para 42.000 clientes de los barrios porteños de Palermo y Belgrano, así como también a la planta potabilizadora General San Martín de AySA.

"En la obra civil, realizada bajo rigurosas normas de conservación y respeto del entorno, pues el predio original de Aysa es monumento histórico nacional, trabajaron más de 50 personas desde 2016", indicó Edenor en un comunicado.

La subestación Aguas incluye dos unidades transformadoras de 40 Mva de potencia cada una y 16 circuitos a la red de distribución de 13,2 kV y cuenta además con una unidad de 20 Mva, exclusiva para el abastecimiento a la planta potabilizadora de AySA.

La conexión subterránea en alta tensión de 132 kV se realiza a través de dos vínculos con una ejecución de unos 300 metros cada uno.

La empresa agregó que la subestación Aguas se enmarca dentro de los $6.500 millones que Edenor está invirtiendo durante 2018 y los $26.000 millones de inversión comprometidos para el plan quinquenal que se inició en 2017 y continuará hasta 2021 "a fin de fortalecer la eficiencia operacional y la cercanía con sus más de 2,9 millones de clientes".