Lo resolvieron durante una asamblea realizada este sábado por la mañana.


Directivos de los diferentes niveles de 300 escuelas de Moreno se reunieron en una gran asamblea, en la cual determinaron que suspenderán el dictado de clases hasta que los edificios se encuentren en condiciones, y con las correspondientes habilitaciones.

La decisión de llevar adelante esta asamblea surgió luego de la explosión que se produjo el jueves en la escuela N°49, donde murieron Sandra y Rubén, vice directora y portero del establecimiento.

La escuela luego de la explosión

Durante la reunión, quedaron en evidencia los problemas edilicios y de habilitación que tienen casi todas las instituciones.






Comentarios