Se controlaron alrededor de 50 puestos de venta y se detectó que el 30 por ciento tenía algún tipo de irregularidad. 


Inspectores de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) clausuraron preventivamente hoy puestos gastronómicos del Festival Lollapalooza 2018, por no estar inscritos para el pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos.

La clausura se produjo este mediodía durante un operativo de fiscalización concretado en el Hipódromo de San Isidro, donde se realiza el festival que se extenderá hasta el domingo, el que se controlaron 50 puntos de venta y se detectó que el 30% de estos tenía algún tipo de irregularidad impositiva.

El organismo provincial instó a los comerciantes a que regularicen su situación, se inscriban a través de la web de ARBA para poder levantar la clausura temporal que pesa sobre ellos.

También, la Agencia intimó a otro grupo de comercios que, si bien estaban inscritos, no presentaban la declaración jurada correspondiente y no pagaban sus impuestos.




Comentarios