A quienes han tenido el virus se les brinda información sobre la donación de plasma.


Los testeos rápidos de anticuerpos que se realizan, por ejemplo, en estaciones como Constitución, aumentaron la tasa de prevalencia de 0,4% a 3,2%, ocho veces más que los realizados hace un mes. De los 437 que se sometieron al examen el miércoles, 14 dieron positivo.

Se trata de una prueba breve y anónima que, a diferencia del Plan Detectar, no contempla un seguimiento ni el rastreo de casos estrechos. Y esta edición, por primera vez, los promotores también brindaron información sobre la donación de plasma.

Personal del ministerio de Salud realiza un testeo para coronavirus en la estación Ferroviaria de Constitución, en Buenos Aires (EFE)

El objetivo de este operativo que se monta en estaciones de subte y trenes, es “realizar un estudio epidemiológico de seroprevalencia (que mide la presencia de anticuerpos en la sangre)”, dijo el coordinador de Investigación Epidemiológica del ministerio de Salud, Santiago Torales, a Clarín, y explicó que el estudio no tiene “ningún efecto diagnóstico, sino que simplemente registra la cantidad de personas que pueden haber estado expuestas al coronavirus”.

Personal del ministerio de Salud realiza un testeo para coronavirus en la estación Ferroviaria de Constitución, en Buenos Aires (EFE)

Hasta el miércoles se habían hecho seis testeos masivos en estaciones, con alrededor de 350 reactivos usados cada vez, y de las 2615 personas testeadas, solo 10 habían dado positivo. Eso implicaba una prevalencia de 0,4%.

Estos test rápidos no buscan establecer si alguien tiene o no el virus -que se hace con hisopado-, sino más bien identificar dos tipos de anticuerpos, que pueden medirse entre cinco y 21 días posteriores al período agudo de la infección, si es que la hubo.

La donación de plasma

El método consiste básicamente en inyectar, según explica Clarín, “lo que podría describirse como la parte líquida de la sangre, donde se encuentran los anticuerpos, en personas convalecientes”. Así fue tratado por ejemplo el intendente Martín Insaurralde.

Para incentivar la práctica, a quienes dan positivo en el test serológico, se les brinda información por si deciden ser donantes de plasma. “Hasta el momento no había ese tipo de alternativa terapéutica pero ahora hay varios estudios en marcha en el país y hay unas campañas interesantes para fomentar la donación, sugerimos que complete una serie de análisis para confirmar lo que aquí aparece como test rápido y, si esa persona tiene anticuerpos detectables, puede ser donante de plasma”, detalló Torales.

El funcionario agregó que, a diferencia de cómo se actúa con los hisopados, en estos casos no hay necesidad de hacerle más testeos a la persona, o de rastrear sus posibles contactos.

“El hisopado informa sobre carga viral aguda. Lo que estamos haciendo acá es el testeo de algo que sucedió hace 14 o 21 días. Hacer un hisopado ahora, es probable que no encontremos nada de carga viral”, explicó.




Comentarios