Un reconocido obstetra se sumó a la lista de médicos "repudiados" por sus vecinos por ser un potencial foco de transmisión del coronavirus. Leandro Goñi sufrió una situación de ese tipo en el edificio de su consultorio en Recoleta.

Enojado, el profesional escribió una carta que difundió en las redes sociales. "Dada la situación actual del país con respecto al virus actualmente solo atiendo aquellas pacientes que se encuentran en el tercer trimestre del embarazo o que tengan gestaciones de riesgo", aclaró primero.

La carta del obstetra Leandro Goñi (Web)

"Inocentemente pensé que esta medida lógica y coherente de seguir atendiendo iba a ser aceptada por los otros propietarios del edificio donde se ubica el consultorio, pero no fue así. Hace semanas que lo único que hago es recibir quejas de la mayoría de estos individuos, argumentando que pongo en riesgo la vida de todos, cuando trabajo en una planta baja, las pacientes no permanecen en el hall y entran a atenderse solas", continuó.

Y añadió: "Una vez más le estoy pidiendo una futura mamá que su marido espere para conocer a su hijo porque no puede entrar, le estoy pidiendo una futura mamá que me entienda, que hago lo que puedo, y que encima lidio con gente que lo único que quiere es que yo no trabaje más".

El obstetra Leandro Goñi (Web)

"Abandonar a una embarazada cuando está a punto de parir es lo mismo que dejar a un paciente enfermo, es una locura. Si los argentinos empezamos a pelearnos entre nosotros, esto no tiene sentido. Cuando leía las amenazas no lo podía creer", expresó el profesional del Hospital Vélez Sarsfield, que tiene más de 35 años de trayectoria..

"Los aplausos de las 21 me llenan el pecho de orgullo y me hacen sentir que lo que hago vale la pena, incluso cuando yo mismo soy una persona que pertenece al grupo de riesgo. Les pido que analicemos cómo somos y lo que estamos haciendo. Luchemos contra el virus, pero luchemos más fuerte con la hipocresía que gobierna nuestra cabeza. Es hora de pensar en todos", cerró.