Hay largas filas en los puestos de controles viales dispuestos por el Gobierno nacional para garantizar el cumplimiento del aislamiento.


El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, se mostró molesto por la gran cantidad de autos que hacían fila en los distintos accesos a la Ciudad de Buenos Aires dispuestos por el Gobierno nacional para garantizar el cumplimiento del aislamiento obligatorio para evitar la propagación del coronavirus.

“Si me preguntabas ayer, te decía que estaba satisfecho con el comportamiento de la gente, pero hoy te digo que así no va. Es como si hubiéramos perdido consciencia de lo que estamos haciendo. Lo que veo a esta hora de la mañana es mucho más tránsito y me parece demasiado“, aseguró Santilli.

Colapso en los accesos a la ciudad de Buenos Aires por una enorme cantidad de autos, a pesar de la cuarentena. (Clarín)

Es que largas filas de vehículos se registraban esta mañana en los puestos de controles viales de accesos a la ciudad de Buenos Aires.

“Yo siento que lo de esta mañana no es un síntoma positivo. Lo que estoy viendo es Puente La Noria, Puente Alsina y Panamericana con alto tránsito. Ayer el anillo digital mostró un 91% menos de operación, lo que significa que se está cumpliendo con el aislamiento. Los trenes 97% menos, el subte 99% menos de usuarios. Ahora, cuando me pongo a mirar lo que está pasando ves alto tránsito en General Paz, Puente La Noria, Puente Alsina, Puente Pueyrredón. No va en línea con lo que necesitamos“, agregó el vicejefe porteño en declaraciones a radio Mitre.

Colapso en los accesos a la ciudad de Buenos Aires por una enorme cantidad de autos, a pesar de la cuarentena. (Clarín)

En el primer día de cuarentena después del feriado, el mayor flujo de tránsito comenzó a registrarse en el ingreso del Puente Pueyrredón desde la zona sur del conurbano bonaerense, donde cerca de las 4.30 ya se notaban extensas filas de vehículos.

Otros puentes como Nicolás Avellaneda, Alsina y La Noria también mantenían un flujo mayor de rodados que se dirigían hacia la Capital Federal.

Lo mismo ocurre en los cruces de la avenida General Paz con las avenidas Roca, Eva Perón, Rivadavia, San Martín, Cabildo y los empalmes con la autopistas Dellepiane, Panamericana y del Oeste.

“El que lo agarró la cuarentena en otro lugar tiene que quedarse en ese lugar. Ayer a la tarde empezamos a tomar medidas. La ciudad tiene 111 ingresos. Tenemos que destinar personal policial, de tránsito. Bajo puentes sobre todo al costado de la general Paz. Cerrar eso para dejar abiertos los grandes accesos a la ciudad. Cerrar eso para concentrarnos en un trabajo más prolijo para cuidar también policías. Hoy ves la General Paz y no es auspicioso”, concluyó Santilli.




Comentarios