Todo quedó grabado por las cámaras de seguridad. El asesino sigue prófugo.


Las cuentas entre una mujer deudora y un prestamista se saldaron a los tiros: la mujer había pedido prestados 200.000 dólares a un narcotraficante boliviano llamado Donato Huarachi Nina, pero cuando éste fue a cobrar el dinero, un sicario que la mujer había contratado lo mató.

En la calle Mom, del Bajo Flores, Huarachi Nina esperaba dentro de su auto, bajo la lluvia, la tarde del 26 de diciembre. Había quedado con la deudora que se encontrarían allí para devolverle el dinero.

Sin embargo, un hombre con capucha se aproximó caminando, se acercó al auto y descargó siete disparos a través de la ventanilla del conductor. Luego, salió corriendo en dirección a calle Fernández de la Cruz. Todo quedó registrado en un video, que difundió TN.

El asesino permanece prófugo y sin identificar, más de 45 días después del crimen. Una fuente de la investigación dijo a TN que “por la lluvia y la gorra no se pudo ver el rostro”.

Huarachi Nina tenía 43 años, vivía en la villa 1-11-14 y había estado preso después de ser detenido en 2013 por “fabricación, extracción o producción de estupefacientes agravado por haberse cometido de manera organizada”.

El rastro que los investigadores deberán seguir para dar con el asesino comienza en el celular de la víctima, desde el cual podrán reconstruir la conversación con la mujer, que sería quien planeó el asesinato.




Comentarios