Tras más de siete horas de protestas, la estación Constitución volvió a abrir sus puertas y los trenes comenzaron a prestar servicio. 

Los cinco servicios eléctricos de la línea Roca estaban limitados entre Quilmes-La Plata y Bosques vía Quilmes, entre Temperley-Alejandro Korn, Ezeiza y Bosques vía Temperley, debido a un corte de vías de exempleados del Roca en reclamo de más de 1.500 trabajadores despedidos, en la estación Darío Santillán y Maximiliano Kosteki en Avellaneda, medida que afectó a 200.000 usuarios, informó este miércoles Trenes Argentinos Operaciones y extrabajadores.

Según un comunicado oficial de la empresa estatal, se trata de un reclamo de exempleados de dicha compañía "que nunca formaron parte de Trenes Argentinos y, además, se encuentra personal de una exempresa contratista de seguridad privada, MCM y ex trabajadores de la línea Roca que se atuvieron al retiro voluntario o tuvieron cesantías por ausentismo".

Este corte, señaló la empresa, dejó sin servicio a más de 200.000 pasajeros.

Por su parte, Hugo Testa, trabajador de la línea Roca, agremiado en la Bordó Nacional, explicó que la protesta de los ex empleados del Roca se debe a un "plan de despidos y achique del servicio".

"Despidieron a más de mil trabajadores del Roca y contrataron a más de mil tercerizados, además del cierre de ramales y servicios, como el de Ferrobaires que dejó a más de cien pueblos sin trenes", dijo Testa en declaraciones a Télam.

Para obtener más información se puede ingresar a la web www.argentina.gob.ar/transporte/trenes-argentinos o en el 0800-222-TREN (8736).