El empresario y el exministro de Planificación arribaron a los tribunales donde serán enjuiciados hipercustodiados, con chalecos, escudos y cascos.


Este martes por la mañana, Lázaro Báez y Julio De Vido llegaron a los tribunales federales de Comodoro Py, donde comienza el juicio que los tendrá en el banquillo de los acusados junto a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Tanto el como el empresario como el exministro de Planificación Federal arribaron con una fuerte custodia policial, y protegidos con chalecos antibalas, cascos y escudos.

De Vido está acusado, junto a la actual senadora y candidata a vicepresidenta, de haber montado una “organización criminal” para la “sustracción de fondos públicos a través de la asignación discrecional de prácticamente el 80% de las obras viales a favor de Lázaro Báez”.

Esta mañana, Cristina Fernández se expresó a través de sus redes sociales y aseguró que este juicio en su ontra es un “nuevo acto de persecución con un único objetivo: colocar a una expresidenta opositora a este Gobierno en el banquillo de los acusados en plena campaña presidencial”.




Comentarios