Los choferes reclaman que no alcanzan a cubrir su costo, a pesar de que este jueves comenzó a regir un aumento. 


Una protesta de taxistas limitó este jueves el servicio en el Aeroparque Jorge Newbery con el argumento del “mal funcionamiento” del sistema de máquinas automáticas que emiten tarifa prefijada, que fue ratificado desde el Gobierno porteño.

A pesar de que la protesta inició pacíficamente, luego de algunas horas la situación se desmadró y se vivieron momentos de tensión entre efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y los choferes. 

Las autoridades policiales intentaron retirar con la grúa los taxis que bloqueaban el acceso a la terminal aeroportuaria porteña, pero los conductores se resistieron y hubo enfrentamientos cuerpo a cuerpo entre las partes.

Cerca de las 16, se levantó el paro y los taxistas comenzaron a realizar los primeros viajes con tótem y reloj, para corroborar si coinciden los precios.

El reclamo se dio a pesar de que desde hoy comenzó regir un aumento de hasta 29% por el “factor congestión” que habilitó el gobierno nacional y que contempla el tiempo en que los conductores están parados en el tráfico.

“Estamos en asamblea y algunos compañeros están haciendo una medida de fuerza gremial por el mal funcionamiento del sistema de los tótems (como se denomina a las máquinas). Hay un grupo de compañeros que no estamos dando servicio“, dijo a Télam Ariel, taxista de la Asociación Taxistas de Capital (ATC).

Sobre la modalidad de la protesta, el hombre aseguró que “el taxista elige si levantar o no a la persona que viene con el ticket del tótem porque el desfasaje de las máquinas es grande, marcan cualquier cosa”.

Con respecto al aumento, dijo: “Adecuaron algo de nuestra tarifa, pero nosotros perdemos hasta 600 pesos por día. Compensa un poco la pérdida, pero nuestro reclamo es la variable tiempo, que es parte de la tarifa de todos los taxis del mundo”.

Desde marzo, los usuarios pueden optar por utilizar el sistema con un precio prefijado al indicar su destino en las terminales digitales, el cual se establece en función de una fórmula que toma la distancia en kilómetros a recorrer, la bajada de bandera (10 fichas reloj), el bulto adicional y los peajes, si los hubiere.

Quejas de los taxistas por las tarifas prefijadas . (Silvana Boemo)

No obstante, el sistema generó críticas entre taxistas, quienes denunciaron que los valores de los tickets eran más bajos que los que calculaba el taximetro, por lo que muchos trabajadores seguían prendiendo el reloj y desconocían lo pautado en los tótems.

Ante este panorama, las autoridades determinaron agregarle a la tarifa prefijada el Índice Dinámico de Congestión, un valor que es el producto del tráfico en las calles en horario pico y los cortes de arterias programados.

Omar Viviani, jefe del sindicato de Peones de Taxi, dijo hoy a Télam que “no es un aumento sino que se acomodó la tarifa a lo que valen los viajes realmente“, al aplicar el nuevo precio desde las 00 horas de este jueves.






Comentarios