La Fiesta Nacional del Chocolate, una tradicional celebración de San Carlos de Bariloche que coincide con la Semana Santa, tendrá este año numerosas actividades recreativas, artísticas, gastronómicas y culturales, al aire libre, virtuales y en algunos espacios cerrados, con cumplimiento de los protocolos ante la pandemia de coronavirus, anunciaron este martes los organizadores.

Del 1 al 4 de abril, la ciudad rionegrina combinará sus atractivos naturales con propuestas vinculadas a su emblema gastronómico, el chocolate, en una iniciativa conjunta de la Cámara de Chocolateros, el Ente Municipal de Promoción Turística (Emprotur), la Intendencia y el gobierno de Rio Negro.

Entre las actividades al aire libre figura la apertura del Paseo del Chocolate y la Casa del Conejo, en el Centro Cívico, además de los huevos de pascuas gigantes de chocolate, en la calle Mitre, con estaciones para fotos, y también se podrán visitar las chocolaterías de la ciudad.

La Fiesta Nacional del Chocolate se celebrará en Bariloche del 1 al 4 de abril

En el bulevar Independencia abrirá la Universidad del Chocolate para que los niño se reciban de “Licenciados Chocolatosos”, en un circuito done podrán aprender mucho sobre este producto, con juegos como Cata a Ciegas, Memotest Chocolatoso y Arte con Chocolate.

Estas actividades en la Universidad del Chocolate tendrán aforo controlado y un tiempo de permanencia de una hora por familia, y serán con reserva de entrada online en la página www.fiestadelchocolate.com.ar

También habrá espectáculos gratuitos en el teatro La Baita, con tres funciones viernes, sábado y domingo, con aforo limitado y entradas entradas limitadas a través del sitio web; en el Anfiteatro de Villegas y Moreno; en Plaza Nilpi y en “El Conventillo” de Colonia Suiza.

La Fiesta Nacional del Chocolate se celebrará en Bariloche del 1 al 4 de abril

El artista Pablo Bernasconi presentará viernes, sábado y domingo la muestra “El infinito” en el espacio Soria Moria, en Circuito Chico, mediante una ampliación interactiva de su libro con escala humana y mediante la poesía visual y escrita.

En el centro de la ciudad se podrá disfrutar de chocolate caliente y sorpresas en cada esquina, intervenciones artísticas con huevos de pascuas gigantes especialmente decorados, lo mismo que los arcos de ingreso al centro.