En el medio de la pandemia que azota al mundo, Bariloche es una de las pocas ciudades que va más adelantada con respecto a la temporada de verano y que ya se encuentra realizando pruebas para ver cómo manejaría el turismo en la localidad.

En las últimas horas, Gustavo Gennuso, el intendente de la localidad comunicó que solicitó que los vuelos programados para octubre arriben a la ciudad con turistas.

"No es que decimos que vamos a traer 50.000 turistas, en un avión entran 180 personas, van a venir 2 por semana entonces estamos pensando en que vengan de a grupos y vamos a hablar con Nación para recordárselo", comunicó el funcionario.

Gustavo Gennuso contó cómo será la reapertura al turismo el próximo viernes en Bariloche

A su vez, sobre la prueba piloto que realizaron con la llegada de los visitantes de las localidades cercanas, dijo:  "todos opinaron muy bien del trato en los hoteles y del sector gastronómico". No sucedió lo mismo cuando dieron su punto de vista acerca de no poder venir por la ruta 237, donde el 40 por ciento manifestó alguna queja.

En la oportunidad también aseguró que esta prueba piloto la mantendrán hasta el primero de noviembre “ahí veremos si continuamos o escalamos”.