Los salones de fiestas infantiles han sido otro de los rubros impactados por el cese obligado de actividades que impuso la pandemia. Aún sin habilitación oficial, conforme a la Fase 3 del ASPO que transita Bahía Blanca, los empresarios del rubro decidieron levantar las persianas de las casitas de fiestas infantiles.

Ignacio Gary, quien es propietario de dos salones en la ciudad, explicó a Telefe Noticias que la idea es volver a la actividad principalmente "porque la gente ya está haciendo las fiestas en la casa", con todo el riesgo que eso conlleva sin protocolos.

A partir de este lunes comienzan a tomar señas y reservas, indicó el empresario local.

Salón de fiestas infantiles

"Abrimos porque la gente ya está haciendo la fiesta en la casa. Nos muestran las fotos. Entonces antes que las sigan desarrollando en las casas, es preferible que las hagan en lugares aptos para fiestas, con todos los protocolos, porque cuando vos dejás a un nene en una casa no sabés cuanta cantidad de gente hay, ni los nombres, ni los datos, ni si usan barbijos o alcohol en gel" argumentó.

El empresario mencionó que hace más de 20 días se conformó un grupo con referentes de los salones, donde se acordó la vuelta a la actividad sin autorización.

"La gente se cansó, se está juntando para hacer la fiesta de los chicos y es totalmente ilógico que nos sigamos fundiendo", sentenció.

Gary remarcó que el diálogo es permanente con el Municipio y aclaró que "oficialmente" no están habilitados.