Al encabezar la ceremonia oficial por el 210º aniversario de la Revolución de Mayo, el intendente Héctor Gay sostuvo que "este 25 de mayo no es uno más. La pandemia mundial y su incierto desenlace nos ha obligado a modificar nuestras acciones, nuestros hábitos y hasta nuestros objetivos en algunos casos, al menos en el corto y mediano plazo, lo que de ninguna manera significa dejar de mirar lo que representa aquella gesta de hace mas de dos siglos".

La ceremonia se llevó adelante con la correspondiente distancia social y un número reducido de invitados a fin de cumplir con las disposiciones establecidas en el protocolo para este tipo de encuentro.

Acto de Bahía Blanca

El jefe comunal agregó, "La independencia que vendría después no se logró de un día para otro, fueron años y años en los que miles de personas pelearon con valentía y compromiso, y con la convicción de que podían construir una sociedad libre y justa. La principal lección que perdura a través del tiempo es que cuando trabajamos unidos podemos lograr lo que nos proponemos. Ese espíritu de unión vive en nosotros, y va a continuar en nuestros hijos y en la historia que nos va a sobrevenir. Y ese concepto hay que mantenerlo vivo en este tiempo difícil que nos toca protagonizar".

Consideró que “hoy no tenemos enemigos externos, pero sí muchos problemas para resolver y es muy posible que esta pandemia los agudice, como la pobreza y la desigualdad social, y este será el gran desafío. No habrá espacio para rivalidades o competencias desubicadas. Podemos discutir nuestras ideas y defender nuestras opiniones pero el camino que se extiende delante nuestro tiene que encontrarnos juntos”.

“Vienen tiempos difíciles, pero las divisiones, desigualdades e injusticias que anidan en nuestra sociedad requieren para su erradicación de un nivel de consenso que solo es posible a través del diálogo, la tolerancia y la solidaridad”, concluyó.