A través de un extenso posteo en sus redes sociales, el concejal electo por Juntos, Alejandro Vieyra, propuso volver a debatir la apertura de los supermercados los domingos en Azul. En el texto, el jefe de gabinete apuntó directamente contra el titular de AECA y edil electo, Jorge Ferrarello, pero no lo mencionó por su nombre. Queda claro que la interna de Juntos sigue sin resolverse.

“Seguramente cuando los defensores de que los Supermercados estén cerrados en Azul los días Domingos, lean nuestra propuesta, plantearán que el Municipio tiene temas más prioritarios que atender. Claramente que el gobierno Municipal es la caja de resonancia de muchas situaciones que reclaman los vecinos y su pronta atención y solución. Una cosa no impide la otra, el orden de prioridades, “la agenda de la gente”, es a los que nos toca gobernar la guía que debemos priorizar al momento de tomar desiciones y canalizar inquietudes”, comienza el texto del jefe de gabinete.

“Creemos que es el momento de poner en debate hasta cuando el partido de Azul va a ser el único distrito en la Provincia de Buenos que el ciudadano no pueda tener acceso a poder hacer sus compras en supermercados, el día que tiene mayor tiempo para hacerlo: el Domingo”, afirmó el funcionario.

En su posteo, Vieyra afirma que “hemos consultado informalmente con algunos centros comerciales en Azul y no solo manifestaron su predisposición a abrir los Domingos, si no también agregaron que se sumarían mayores fuentes de trabajo, ya que incorporarían nuevo personal para cubrir los días francos de los actuales empleados”.

“No debemos también dejar de lado la cantidad de Azuleños, que su poder adquisitivo le permite, ir los Domingos a las ciudades vecinas que tienen si sus Supermercados abiertos, o sea “dejan” su dinero fuera de Azul. Cuando vemos que ya hay cadenas en todo el país que mantienen sus puertas abiertas las 24 hs; nosotros aquí estamos a contramano y en las antípodas de ello”, cuestionó Vieyra.

“Es un tema que lo venimos hablando durante estos últimos años y nos encontramos con la intransigencia de los dirigentes gremiales del sector. Teniendo en cuenta que no hubiera sido correcto platearlo esto este año, ya que en la oferta electoral había un candidato que es el representante absoluto de la defensa del cierre de los supermercados el Domingo. Por ello creemos que es este un momento propicio para debatirlo”, sostuvo Vieyra.

“Es simple: no obligar a nadie, dejar a criterio de cada establecimiento su apertura y así nos alejamos definitivamente de la palabra PROHIBIDO”, concluyó.