Con algo de frío y un poco demorado, Raúl Lavié fue el encargado de cerrar la XV edición del Festival Cervantino con un recital en la Plaza San Martín con su espectáculo Piazzolla Inmortal.

Surgido como homenaje a Ástor Piazzolla en conmemoración a los 100 años de su nacimiento y a 29 años de su fallecimiento, el show musical reunió los más grandes éxitos y las canciones emblemáticas del reconocido músico y compositor argentino.

Lavié estuvo acompañado por diez músicos más dos cantantes, Franco Zacarías y Cecilia Suárez Paz -hija de quien fuera violinista de Ástor- y parejas de baile del ballet de la prestigiosa Pecky Land.

Antes del músico se presentaron los bailarines Débora Agudo y Ale Andrian con el show denominado Querido Ástor. Los artistas, con más de 20 años de experiencia, han sido parte de las mejores compañías y musicales de tango interpretarán temas de Piazzolla.

Agudo es azuleña y ha participado como intérprete y bailarina en numerosos espectáculos de tango.