En medio del fuerte de crecimiento de casos positivos de coronarivus, el jefe de gabinete, Alejandro Vieyra, publicó un posteo resaltando el dato más preocupante de la jornada: hay cinco pacientes internados en la terapia intensiva del Hospital Pintos por COVID-19.

"Si te decimos que no es joda es porque está sucediendo. Estamos a tiempo. Seamos solidarios", escribió el funcionario municipal en su cuenta personal de Facebook junto a una imagen en la que señala las cinco camas UTI que están ocupadas en Azul.

Este viernes, el municipio informó 13 nuevos casos positivos y el total de contagios activos de COVID-19 en el partido es de 170. Sumado a eso, hay 1308 personas aisladas, que incluye a los ciudadanos aislados preventivamente a la espera de resultados de hisopados y a contactos no convivientes de pacientes positivos.