Este lunes, el municipio comenzó las entrevistas puerta a puerta de la localidad azuleña para buscar posibles contagiados de COVID-19.


Luego de la aparición de nueve casos positivos de COVID 19 en Chillar, la Municipalidad de Azul arrancó este lunes un operativo de rastreo de posibles casos sospechosos. Después del mediodía, el intendente Hernán Bertellys dará una conferencia de prensa desde esa localidad.

Esta mañana se empezaron a realizar entrevistas domiciliarias en toda la localidad que buscarán, a través de una serie de preguntas, detectar síntomas compatibles con la enfermedad.

“Para alcanzar eficientemente el control del foco de infección, hemos resuelto que desde el lunes a la mañana implementaremos un trabajo de rastreo que nos posibilitará anticipar el testeo correspondiente y mitigar la posibilidad de propagación del virus, a través de la detección precoz de los enfermos”, afirmó Bertellys.

Para el operativo se conformó un equipo integrado por agentes del Centro de Atención Primaria de la Salud de Chillar y por voluntarios de la localidad que se acercará a cada uno de los domicilios con para realizar las preguntas.

Tras la entrevista, en caso de encontrar síntomas compatibles con COVID 19, se informará al Hospital Municipal Dr. Horacio Ferro para hisopar a la persona.


En esta nota:

Azul Coronavirus Salud


Comentarios