El último sábado, una docente fue víctima de un "cuento del tío" adaptado a los tiempos que corren: recibió un llamado de un supuesto empleado de ANSES que le aseguró que la iba a ayudar a realizar el trámite para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia, un bono de diez mil pesos que el gobierno nacional destinó a los trabajadores más golpeados por la crisis desatada por la pandemia de coronavirus y el aislamiento. Tras una rápida investigación, lograron recuperar la plata robada. 

La mujer recibió un llamado del estafador quien la convenció de ir a un cajero del Banco Provincia y le hizo cambiar la contraseña de su cuenta de home banking. Tras hacer el cambio, la docente se dio cuenta que le faltaban 18 mil pesos de sus dos cuentas.

A través del Banco Provincia, los investigadores lograron reconstruir el camino del dinero robado y descubrieron que la estafa se repitió en otras ciudades de la provincia de Buenos Aires. El estafador, que se apropió de la cuenta de la docente azuleña, había transferido la plata a la sucursal del mismo banco en Carlos Casares, donde había engañado a otra mujer con el mismo método.

Con la plata de ambas estafadas, el delincuente transfirió el dinero a una cuenta radicada en la ciudad de Colón, donde también estafó a otra persona con el mismo modus operandi.

Tras las gestiones realizadas dede la UFI 6 y el Banco Provincia, finalmente se pudo congelar el dinero robado y fue devuelto a las mujeres estafadas.