La reiteración de cantos homofóbicos en los estadios mexicanos tiene a la FIFA muy preocupada hace años. Le advirtieron a la Federación Mexicana de Fútbol que, de seguir con esos actos repudiables, podrían sacarlo de la siguiente Copa del Mundo y también le quitarían la sede para el Mundial de 2026.

//Mirá también: Copa América: cómo quedó la tabla de clasificaciones de la fase de grupos con el triunfo de Argentina

Luego de muchas sanciones y multas, la FIFA adelantó que estos casos no pueden continuar y que las próximas medidas podrían ser mucho más fuertes para el fútbol mexicano.

Existe un riesgo para el Mundial de 2026 si esto no termina ya. ¿Cómo es posible que queramos ser sede de un Mundial si vamos a tener estadios vacíos? Esto se debe terminar en este momento”, dijo Yon de Luisa, presidente de la Federación, sobre la advertencia de perder la sede del Mundial.

//Mirá también: Se cumplen 35 años del mejor partido de Diego Maradona

“Este un momento crucial para la selección, si no paramos esto ya, el efecto que sobre la industria del fútbol en México puede ser devastador. Esperemos que las otras sanciones que pueden llegar, nunca lleguen, que ésta sea la última”, añadió.

México no podrá presentar público en sus siguientes dos partidos como local, como uno de los primeros adelantos disciplinarios de la FIFA, por sus gritos en sus últimos enfrentamientos de local. Además deberán pagar una multa de 65 mil dólares.

La preocupación del Tata Martino sobre la advertencia de la FIFA

  • El entrenador de la selección mexicana demostró su preocupación e invitó a los seguidores a replantearse sus actitudes en el campo.
  • “Tenemos una gran preocupación por las sanciones que podamos sufrir y fundamentalmente porque no queremos alejarnos de nuestra gente. Cualquier selección que quiera hacer cosas importante, depende de sus futbolistas, de su equipo y del apoyo de su afición, así que invito a la gente a la reflexión”, dijo.