Federico Delbonis, 64º del ranking ATP, viene mostrando su mejor tenis desde hace rato. Y este miércoles, en el Masters 1000 de Roma, confirmó que está en un gran momento: derrotó al belga David Goffin (13º) por 6-2 y 6-1. En apenas una hora de partido consiguió el boleto a los octavos de final.

//Mirá también: Rafael Nadal puso en duda su participación en Tokio 2020: “No sé si iré a los Juegos Olímpicos”

Allí lo esperará el canadiense Félix Auger-Aliassime (21º), quien viene de eliminar a Diego Schwartzman (10º) en la ronda anterior. Se trata de un joven de 20 años que tiene muchas cualidades y es una de las promesas del tenis.

Así las cosas, Delbonis, campeón de la histórica Copa Davis del 2016, continúa con su racha positiva. Al igual que en el Masters 1000 de Madrid -quedó eliminado en la tercera fase frente al futuro finalista Mateo Berretini- ingresó al cuadro principal desde la qualy.

Una vez logrado su objetivo, se transformó en una verdadera sorpresa del certamen italiano, que sirve como preparación para el Roland Garros (comienza el 30 de mayo). Es que en su debut, venció al ruso Karen Khachanov (24º) por 3-6, 6-4 y 6-0.

De esta manera llegó Federico a jugar contra Goffin, a quien despachó en tan solo 60 minutos. Tanto en el primer set como en el segundo, le quebró dos veces su saque. Además, los número reflejan que el azuleño estuvo firme con su servicio: tan solo en el final del encuentro el belga lo igualó 40-40.

Así las cosas, hasta el momento Delbonis se aseguró 90 puntos más que se actualizarán el lunes en el ranking de la ATP. Si continúa en carrera, ese número aumentará.

Hasta el momento, el argentino posee la conquista de dos títulos en singles: uno en San Pablo, en 2014, y otro en Marrakech, en 2016.

El único argentino en Roma

Desde que Diego Schwartzman quedó eliminado con Félix Auger-Aliassime en la anterior fase, Delbonis se transformó en la única ilusión argentina en el Masters 1000 de Roma.

//Mirá también: Roland Garros aumentará el aforo para su actual edición

Diego Schwartzman y el canadiense Feliz Auger-Aliassime.Getty

La derrota del “Peque” genera dolores de cabeza para el argentino que está ubicado en el décimo escalón de la clasificación mundial. En los últimos tres Masters 1000 que disputó (Motecarlo, Madrid y Roma) se despidió en la segunda ronda. El siguiente compromiso que tiene será el Roland Garros.