Argentina venció a Bolivia por 3 a 0 con un triplete de Lionel Messi, que superó el récord del brasileño Pelé como máximo anotador de selecciones sudamericanas con 79 tantos, en un estadio Monumental habitado por 21.000 espectadores que observaron este triunfo del representativo albiceleste por la décima fecha de Eliminatorias.

//Mirá también: Selección Argentina: pusieron a la venta un remanente de entradas y se agotó en poco tiempo

El hoy jugador del París Saint-Germain celebró ante su gente la victoria y la reciente conquista de la Copa América en Brasil, su primer título importante con la selección mayor que se festejó y mucho en el regreso del público argentino a las canchas después de más de un año y medio.

El regreso de los hinchas para ver a la selección argentina. (Federico López Claro)Federico López Claro

Más allá del nivel de un rival que marcha penúltimo en el torneo, Argentina fue un justo ganador y empezó a sacar diferencias con un golazo de Messi con caño previo incluido a los 13′ que le permitió igualar aquel récord de 77 goles de “O Rei” con la “canarinha” vigente durante medio siglo.

A los 64′ y con otra “joyita” (una doble pared con Lautaro Martínez), el capitán gritó el segundo para delirio de un Estadio Monumental al que la “albiceleste” volvía después de mucho tiempo y que lució “colmado” por los 21 mil espectadores habilitados en tiempos de pandemia (a un 30 por ciento de su capacidad).

Una noche perfecta para Lionel Messi con la selección. (AP Photo/Natacha Pisarenko, Pool)(AP Photo/Natacha Pisarenko, Pool)

Fanáticos que se hicieron oír con ese aliento que Messi tanto decía extrañar y que lo ovacionaron desde el mismo momento que pisó el césped para realizar los ejercicios precompetitivos previos al partido hasta que se retiró de la cancha varios minutos después de finalizado cuando la fiesta terminó.

//Mirá también: Las lágrimas de Lionel Messi después del partido ante Bolivia

Luego del pitazo final, un Messi visiblemente emocionado dio la vuelta olímpica junto a sus compañeros y el trofeo en sus manos.

Ese torneo significó para Argentina sacarse una carga de 28 años sin títulos. Y sin ese peso, el juego del equipo fluye con más constancia, sobre todo cuando Messi se asocia con Rodrigo De Paul en la generación y con Ángel Di María en la zona de definición.

En octubre, Argentina visitará a Paraguay. Luego jugará de local ante Uruguay y Perú en una fecha que podría definir su clasificación a la Copa del Mundo.

Mirá los goles

Las estadísticas del partido