Tal como le había pasado a fines del año pasado, una dolencia corporal obligó al Papa Francisco a reprogramar su agenda de actividades. Es que el máximo pontífice está sufriendo un ataque de ciática.

Según informó Matteo Bruni, el director de la oficina de prensa del Vaticano, el Papa Francisco no presidirá la misa del Domingo 24 de la Palabra de Dios así como tampoco estará presente el lunes en la oración de las Vísperas por la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Además, el encuentro que estaba previsto con el Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, también fue pospuesto.

Lo que Bruni sí pudo confirmar es que Francisco presidirá el rezo del ángelus desde la Biblioteca del Palacio Apostólico como todos los domingos a las 12 del mediodía.

El Papa Francisco, que cumplió el pasado 17 de diciembre 84 años, tampoco había podido celebrar los oficios litúrgicos del Te Deum en acción de gracias el último día de 2020 ni la primera celebración de 2021. En ambos casos había sido a causa de una dolorosa ciática, que se produce cuando una hernia de disco, un espolón óseo en la columna vertebral o un estrechamiento de la columna vertebral estenosis del conducto vertebral, comprimen parte del nervio ciático.

Según se sabe, éste es un mal que Francisco padece desde hace varios años. El papa argentino fue vacunado hace diez días contra el covid-19 ya que es considerado persona de riesgo no solo por su edad sino también porque cuando tenía 21 años, en 1957, sufrió una pleuresía aguda y los cirujanos tuvieron que extirpar parcialmente su pulmón derecho.

Con información de DPA y AFP.