Ricardo Lovaglio es el jefe de la CGT zona Norte. Junto a los integrantes de esa comisión, mientras este sábado se desarrollaba la marcha de autoconvocados para protestar contra el vacunatorio vip frente a la Quinta de Olivos, el líder sindical organizó una contramarcha en la residencia presidencial, que terminó en enfrentamientos, golpes de puño y corridas con los manifestantes del #27F.

Según informó Clarín, lo llaman el “Gordito Guarda“, por su pasado como vigilante de la línea Mitre, el ferrocarril que surca la zona Norte del Gran Buenos Aires. Fue allí donde hizo su carrera como gremialista de la Unión Ferroviaria bajo el paraguas del secretario general, Sergio Sasia.

Es un tipo inteligente con cintura política. Siempre se supo acomodar cerca de la hoguera sin entrar en calor. Se hizo muy de abajo y conoce la calle. Eso sí, tiene menos buenos modales que cabello”, así lo describió un allegado suyo.

Lo llaman el “Gordito Guarda“, por su pasado como vigilante de la línea Mitre.

Rápido para construir más poder desde el poder, a poco de haber asumido al frente de la CGT zona Norte. Lovaglio logró quedarse con la llave de un emblema del peronismo: la casa de Gaspar Campos, en Vicente López.

“A mí me vino a pedir guita para arreglarla. Y la verdad, que se movió y logró juntar unos buenos mangos que se usaron para la refacción. Incluso la semana pasada logró llevar al Presidente Alberto Fernández para pasear por la casona”, relató un dirigente kirchnerista de Vicente López.

Vecino de San Fernando, no es la primera vez que Lovaglio decide juntar a sus compañeros para organizar una marcha a favor del Gobierno. “Lo hizo bajo la lluvia el 26 de septiembre último, con la misma metodología que la de este sábado: estaciona un camión de su gremio lleno de parlantes en la puerta de la Quinta Presidencial de Olivos para pasar la marcha peronista”, detalló Clarín.

En la marcha del #27F, sus hombres se descontrolaron y terminaron agrediendo a un jubilado que, junto a otros, se acercó a Olivos, para expresar su bronca por el “vacunagate”. “Esta vez se le fue un poco la mano al traer a una facción del gremio de los fleteros”, reconoció uno de los que llegó a la Quinta para “bancar los trapos” en defensa de Alberto Fernández.

El que habló, ex concejal de San Isidro, que compartió banca con el actual Jefe de Gabinete Santiago Cafiero, se refirió así a los que le pegaron a los manifestantes. Entre ellos, varios barras de Racing.