El fallecimiento de Diego Armando Maradona generó tristeza alrededor de todo el mundo. De la misma forma que miles de hinchas se congregaron en distintos puntos del país, tales como el Obelisco, en las canchas de Boca y Argentinos Juniors, en Fiorito, y en otros lugares, como Nápoles, los jugadores que hoy tuvieron que jugar partidos oficiales en Europa también se tomaron un momento para recordar y homenajear al 10.

Uno de ellos fue el argentino Nicolás Tagliafico, que en la previa del partido por la Champions League entre su equipo, el Ajax, y el Midtjylland, se tomó un momento para recrear uno de los videos más icónicos del ídolo. En las imágenes, que fueron replicadas por el club, se puede ver a Tagliafico haciendo jueguitos y pases al ritmo de “Live is Life”.

El video al que hace referencia es a uno de Maradona mientras entraba en calor antes de enfrentar al Bayern Munich en la Champions en el año 1989. En esas imágenes icónicas se podía ver a a Maradona dominando el balón con precisión y dando un espectáculo a todos los hinchas presentes en el estadio al ritmo de la misma canción.

La muerte de “El Diego” generó reacciones en todo el mundo. En distintos portales de diferentes países se hizo eco del dolor por su fallecimiento.

“La tragedia”, resumió en su web el diario deportivo italiano La Gazzetta dello Sport, acompañado de un titular: “Adiós Maradona, el fútbol llora al más grande de todos”.”El mejor jugador argentino de todos los tiempos, Diego Maradona (...) deja la imagen de un genio pícaro roído por la droga y la gloria”, escribió por su parte el deportivo francés L’Équipe en su edición en internet.

Para el Corriere dello Sport italiano, “el Pibe de Oro deja igualmente una gran pena en Nápoles, donde jugó siete años y donde condujo (al equipo de fútbol local) a dos títulos de campeón (de Italia) que son históricos”, en 1987 y 1990.Il Mattino, diario de la región de Nápoles, se hizo eco de la tristeza de los ‘tifosi’ del lugar: “Nápoles en shock: era el más grande de todos, maldito año 2020”.Incluso en Inglaterra, país al que Maradona brindó una controvertida imagen con su ‘Mano de Dios’ del Mundial de México-1986, se le recordó con afecto.”Escandaloso, rebelde, intrépido. Vivió la vida más épica del fútbol”, estimó en su web el prestigioso diario The Times.