El director del Hospital Posadas, Alberto Maceira, confirmó este martes que la semana pasada se aplicaron al menos 10 dosis de la vacuna Sputnik V a personas convocadas en el Ministerio de Salud, y que él participó del operativo.

En calidad de testigo, Maceira declaró ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Eduardo Taiano en el marco de la causa en la que se investigan supuestas irregularidades en el suministro de la vacuna contra el coronavirus a personas que no cumplían con los criterios de prioridad epidemiológica.

Maceira sostuvo que hubo dos personas que lo llamaban para pedir vacunas en nombre del exministro de Salud, Ginés González García: su secretario privado Marcelo Guille y el subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos, Alejandro Collia.

Desde el entorno de Collia, sin embargo, dejaron trascender que el exministro de Salud bonaerense se encuentra en un delicado estado de salud desde principio de febrero por lo que no hubiera podido llamar al director del Posadas.

Ginés González García (Archivo).

Maceira contó que cuando fue convocado al Ministerio de Salud para vacunar a 10 personas -la única vez que fue- acudió acompañado de una médica, un empleado administrativo y el chofer que los llevó hasta allí, y que las dosis se aplicaron en el segundo piso, en la antesala de la que era la oficina del ministro.

También dijo que algunos de los llamados que recibió fueron para que recibiera en el Hospital Posadas a personas que se iban a ir a vacunar a pedido del entonces ministro.

Maceira aseguró que no tenía margen para oponerse a los pedidos que le hacían.

También declaró este martes como testigo la jefa del servicio de Epidemiología del hospital, María Elena Borda, quien está a cargo del vacunatorio de ese centro de salud.

En el expediente, en el que se esperan más declaraciones, se encuentran imputados el exministro de Salud y su exjefe de Gabinete Lisandro Bonelli.

Con información de Télam.