Con dos semanas de diferencia, se registró una caída del 30% en el número de los casos de coronavirus en Argentina. El viernes 4 de junio la cifra fue de 30.950 y este viernes 18, de 20.363. Y los testeos casi no disminuyeron: de 105.645 a 100.268, lo que implica que no hubo menos testeos sino menos casos positivos.

//Mirá también: Coronavirus: con 465 muertes en las últimas 24 horas, Argentina superó los 88 mil fallecidos

Y este decrecimiento se viene notando hace ya un tiempo. En la semana que se inició el 29 de mayo, el promedio de casos fue de 30.425 y en la que abarcó del 11 al 18, pasó a ser de 21.381.

Además, la positividad, es decir, casos positivos sobre el total de testeos, bajó un 23%, comparado con el 29,7% de principio de mes. Pese a que el número de hisopados semanal fue menor (de 717.526 a 646.502), también influye que se demandaron en menor cantidad debido a que menos gente tiene síntomas.

Otra cifra que disminuyó es la de la ocupación de camas de terapia intensiva, que había alcanzado las 7.969 el lunes pasado y para este sábado bajó a 7.467. Este número podría reflejarse, además, en la cifra de muertes diarias.

Estos números que dan esperanza se dan en medio de la vuelta a las clases presenciales de todos los alumnos del Conurbano, que se sumaron a los de la Ciudad. La Provincia había podido atravesar el peor pico de la segunda ola sin cortar la presencialidad, a no ser de los tres días de la semana del feriado del 1º de mayo.

El frío preocupa por la permanencia en lugares cerrados Foto: Orlando Pelichotti / Los AndesOrlando Pelichotti | Los Andes

A su vez, esta caída de la curva ocurre con la llegada del invierno el próximo lunes, temporada que preocupaba a los especialistas. Una de las razones sería la permanencia en los lugares cerrados que podría disparar el número de los contagios. Aún no se han confirmado que medidas se tomarán, con dos o tres meses de frío por delante.

Según el informe del Servicio Meteorológico Nacional, las tempertaturas del próximo trimestre en el AMBA serán iguales que la de un invierno habitual. Sin embargo, gracias a La Niña, el calor perduró más de lo normal de abril a junio, en medio de la segunda ola.

//Mirá también: Mito de las aspirinas y la vacuna Astrazéneca: expertos despejaron dudas sobre los efectos adversos

Según el Ministerio de Salud, “casi el 90% de las personas mayores de 60 años cuentan con al menos la primera dosis contra el Covid. A esto se suma que el 68 por ciento de las personas de entre 55 y 59 años inició su esquema de vacunación, como así también el 59 por ciento de los que tienen entre 50 y 54 años y el 44 por ciento de los que tienen entre 45 y 49 años”.

Estas cifras explican que el país ya cuenta con algunas armas para enfrentarse al invierno, pese a que podrían ser mayores, como se preveía a principio de año. Argentina debería tener 40 millones de dosis, pero actualmente han sido distribuidas poco más de 20 millones.

La próxima semana aterrizarán 1.1 millones de dosis de AstraZeneca desde Estados Unidos y 2 millones de Sinopharm desde China, parte de las 6 millones del acuerdo. Además, se estima que saldrá un nuevo vuelo a Rusia para traer más dosis del segundo componente de la Sputnik v, que lleva semanas demorado.