Aproximadamente 8 millones de estudiantes (la mitad de ellos en la provincia de Buenos Aires) comenzarán a partir de esta semana el año escolar 2021 en 16 provincias, utilizando un sistema híbrido, combinando enseñanza presencial y remota, y con protocolos para evitar la infección por coronavirus.

A principios de febrero pasado, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, acordó un documento con sus pares de las 24 provincias para que el ciclo 2021 tenga “la presencialidad como ordenadora del sistema educativo”.

En ese documento, además, los ministros se comprometieron a “actualizar los protocolos en función de la situación epidemiológica y de los avances científicos”.

Regreso a clases presenciales

De esa manera, 13 provincias comenzarán mañana el ciclo lectivo, mientras que el martes lo hará Formosa, y el miércoles Neuquén y Río Negro. En cambio, la semana siguiente será el turno de Catamarca, La Pampa, La Rioja y Misiones; y el 15 de marzo, de Santa Fe y Santiago del Estero.

En la provincia de Buenos Aires, más 4.150.000 alumnos bonaerenses comenzarán las clases este lunes en los niveles inicial y primario, mientras que el 8 de marzo será el turno de los estudiantes de secundaria.

El 17 de febrero ya habían vuelto a las aulas para recuperar contenidos 1.100.000 alumnos bonaerenses que tuvieron trayectorias intermitentes o discontinuas durante 2020.

Además, se determinó que la cantidad de alumnos en cada aula dependerá de la superficie del recinto, con distancias de 1,5 metros entre estudiantes y de 2 metros con el docente; jornada de 4 horas con descanso; uso obligatorio de tapabocas y ventilación permanente de ambientes; además de horarios escalonados de ingreso y salida de la escuela, toma de temperatura, higiene de manos al menos cada 90 minutos, y el cierre de kioscos y comedores.