El cuadro de salud de Alejandro Sabella se complicó en las últimas horas, por lo que seguirá internado en el Instituto Cardiovascular del barrio porteño de Belgrano. Según informó el diario Clarín, desde su entorno aseguran que su situación es “delicada”.

El exentrenador de la Selección Argentina, de 66 años, había sido internado de urgencia el jueves pasado luego de sufrir una pequeña arritmia a partir de un cuadro de retención de líquidos que venía tratando desde hace tiempo. Se esperaba que recibiera el alta médica este fin de semana.

Después de conseguir el subcampeonato con Argentina en el Mundial de Brasil 2014, Sabella luchó contra una grave enfermedad y no volvió a trabajar en el ambiente del fútbol.

En 2015 había sufrido un cuadro de hipertensión y un síndrome coronario agudo por lo que se le practicó una angioplastia. Al año siguiente sufrió otra internación, sin que se precisaran oficialmente las causas.