Libros de Harry Potter, Crepúsculo, mascaras, juguetes y hasta un paraguas de Hello Kitty fueron quemados por un grupo de sacerdotes católicos en una iglesia de Gdansk, Polonia.

Son miembros de ''SMS desde el Cielo'', una organización católica que vincula las nuevas tecnologías junto a la religión, con el objetivo de usar las nacientes herramientas para masificar sus mensajes a los cristianos polacos. El motivo de esta hoguera fue destruir objetos contrarios ''al respeto de Dios'' y para luchar contra la magia y los falsos ídolos, así como contra las ''fuerzas malignas''.

Sacerdotes recolectando libros de Harry Potter para quemar.

El vocero de la diócesis de Koszalin, el reverendo Wojciech Parafianowicz, criticó este accionar y señaló que esas actividades eran incorrectas. Aún así, también manifestó que las ciencias ocultas y la magia tienen ''una mala influencia en la vida humana''.

Libros, juguetes y máscaras por ser quemados.

El curioso hecho causó sensación en las redes y fue ridiculizado por la razón que dieron para tirarlos en una hoguera, ante la presencia de fieles y niños. Cabe recordar que Polonia es un país con mayoría católica.