El ahorro fue de 23.384 millones de pesos. El déficit financiero se derrumbó 82,3% anual en febrero.


En febrero el Sector Público Nacional No Financiero (SPNF) mostró un superávit primario de $6.726 millones, revirtiendo el déficit de $20.228 millones observado en el mismo mes del año pasado.

Esta mejora se debe a un mayor crecimiento interanual de los recursos totales, que avanzaron un 48% -en línea con la inflación acumulada en el mismo período-, y al alza de los gastos primarios que estuvieron por debajo, con el 29%.

“Así, febrero de 2019 fue el vigésimo mes consecutivo en el que los ingresos crecen por encima de los gastos, lo que ratifica que se está transitando adecuadamente el sendero hacia el equilibrio fiscal”, dijo el gobierno en un comunicado.

De hecho, en febrero se amplió la brecha entre ingresos y gastos de 6 a 19 puntos porcentuales frente a enero.

En el acumulado anual se registra un superávit fiscal primario de 23.384 millones de pesos (0,1% del PBI), mientras que en el primer bimestre de 2018 se registraba un déficit de 16.299 millones de pesos (-0,1% del PBI).

“Este resultado significa un paso importante hacia el cumplimiento de la meta para el primer trimestre, de $6.000 millones, y para la continuidad del programa de convergencia fiscal”, señaló la cartera que conduce Nicolás Dujovne.

Según el Gobierno, la mejora en el resultado primario observada en el arranque de 2019 ratifica que la mayor parte del esfuerzo fiscal proviene de la contención de los gastos.

En febrero los gastos primarios ascendieron a $249.863 millones. Esto significó un aumento de 29% en términos nominales y una caída de 15% en términos reales respecto de febrero de 2018, llegando así a 15 meses consecutivos de aumentos inferiores al alza de precios.

Los ingresos totales del mes, por su parte, ascendieron a $256.589 millones, un aumento nominal de 48% y de cero si se le resta la inflación, por lo que en términos reales el Estado está recaudando lo mismo que un año atrás.

En lo que respecta al resultado financiero -que incluye el pago de los intereses de la deuda pública-, se registró un déficit de $4.906 millones, lo que significa una reducción de 82,3% respecto de febrero de 2018.

Para el acumulado anual, el déficit financiero fue de $64.944 (0,3% del PBI), mientras que en igual período de 2018 había sido de $53.627 millones (0,4% del PBI).






Comentarios