En Comodoro Py, el excontador de los Kirchner aportó mas datos con la intención de convertirse en el nuevo arrepentido del expediente.


El excontador de los Kirchner, Víctor Manzanares, amplió su declaración este martes en los tribunales federales de Comodoro Py en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción, con la intención de convertirse en el nuevo arrepentido del expediente. A la espera de que el juez Claudio Bonadio homologue el acuerdo, Manzanares brindó detalles sobre los fondos que salieron de Santa Cruz.

Según publicó La Nación, una fuente cercana a Manzanares reveló que el excontador de la familia presidencial habló sobre los fondos en el exterior de Santa Cruz e indicó que “tiró varias bombas de 100 megatones”.

Además, Manzanares contó cómo fue la operatoria diaria de Hotesur, donde el empresario Lázaro Báez alquiló cientos de habitaciones durante años y sin utilizarlas, por lo que se presume que se trata de una maniobra de lavado de dinero.

Ante el fiscal Carlos Stornelli, el contador fue más allá y aportó más datos sobre Báez y Cristóbal López, entre otros.

Ahora, con este nuevo aporte que se encuentra bajo secreto de sumario, Bonadio deberá decidir si considera útil la información proporcionada y si lo acepta como arrepentido.

Cabe destacar que Manzanares se encuentra incluido en el programa de testigos protegidos y días atrás alcanzó un acuerdo de colaboración con los fiscales Carlos Rívolo y Carlos Stornelli, pero ese trato todavía no fue homologado por Bonadio.

Fuentes judiciales sostuvieron que en sus declaraciones anteriores Manzanares relató cómo se desarrollaron las maniobras de lavado de dinero que tuvieron como protagonista al fallecido secretario presidencial, Daniel Muñoz, y detalló que el dinero movido superó ampliamente los 70 millones de dólares detectados por la Justicia.






Comentarios