Los argentinos son los que más tiempo le dedican a las tareas hogareñas en todo el mundo



Según un estudio, las mujeres argentinas le dedican 23 horas semanales a las labores domésticas, mientras que los varones 16 horas cada siete días.

Los argentinos, tanto hombres como mujeres, son los que más tiempo le dedican en el mundo a las tareas hogareñas de acuerdo a un estudio internacional realizado por dos universidades con apoyo de las Naciones Unidas en 94 países, que busca destacar la importancia de las labores domésticas y cómo su realización contribuye a desarrollar competencias para otras áreas de la vida.

El relevamiento, efectuado por la Universidad Austral de la Argentina, la Inalde Business School de Colombia y la Home Renaissance Foundation de Reino Unido, destaca que las mujeres argentinas le dedican 23 horas semanales a las labores domésticas, mientras que los varones 16 horas cada siete días.

El informe señala, además, que a nivel mundial, una mujer dedica en promedio entre 14 y 23 horas semanales a las tareas hogareñas, a excepción de las italianas que le dedican 9 horas, mientras que los hombres aportan entre 6 y 16 horas por semana.

Los participantes del estudio afirmaron estar totalmente de acuerdo con que la realización de las tareas del hogar contribuye a desarrollar competencias para otras áreas de la vida, pero sólo el 24% de los encuestados aseguró que la sociedad valora esta dedicación, mientras el resto indicó que sólo se pone en valor el éxito profesional por encima del hogar.

En este punto fue Portugal el país que obtuvo el porcentaje más alto de valoración del éxito profesional por encima de las tareas hogareñas, seguido de Italia.

Los organizadores del estudio destacaron que las labores domésticas “ayudan a cultivar habilidades y a forjar valores que pueden ser transferidos a otros ámbitos de la vida en las relaciones interpersonales, como aprender a servir a los demás, adquirir hábitos como el orden, la responsabilidad o la solidaridad, y luego ejercitarlos en el trabajo, el estudio y en la vida social“.