El serbio cayó en Doha ante Roberto Bautista Agut y durante el encuentro no pudo ocultar su frustración. El público lo aplaudió.


El tenista serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, era el gran favorito a quedarse con el título en el ATP 250 de Doha, pero fue sorprendido en semifinales por el español Roberto Bautista Agut, que se impuso por 3-6, 7-6 y 6-4.

(Fotos: Karim Jaafar/AFP)

Durante el segundo set, el español logró quebrar: Djokovic explotó de ira y destrozó su raqueta contra el piso. Al oír el murmullo que se originó en el estadio, Nole pidió una toalla para limpiar el piso y su gesto despertó varios aplausos del público.

No te pierdas la increible reacción del tenista:






Comentarios