Por Marco Caporaletti.


Los tenistas argentinos de entre 16 y 18 años que están terminando el secundario y se encuentran en la disyuntiva de encarar una carrera profesional o de volcarse a una carrera universitaria, tienen la posibilidad de elegir las dos, ya que algunas universidades de Estados Unidos ofrecen becas para jugadores que están en esa situación.

Es la oportunidad de tener un alto nivel académico y el elevar el nivel de entrenamiento. Así mismo, a medida que mejora el promedio del estudiante, se le ofrecen más posibilidades para fortalecer su carrera tenística. 

El objetivo que buscan algunos jóvenes es poder estudiar al mismo tiempo ganar roce internacional para sus carreras deportivas.






Comentarios