Haddad y Bolsonaro: así son los hombres que se disputan este domingo la presidencia de Brasil. 


Este domingo 7 de Octubre Brasil vota en elecciones presidenciales al que será su próximo dirigente. Argentina espera con ansiedad el resultado, que afectará al país de forma directa al tratarse de su principal socio comercial. La Nación destacó las principales diferencias entre ambos candidatos, tanto en lo político como en sus perfiles.

Con el slogan de campaña “Brasil encima de todo. Dios encima de todos”, Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL) es un candidato de ultraderecha. Tiene 63 años, es exmilitar y hace 27 años diputado por el estado de Río de Janeiro. Fue Excapitán del Ejército y Concejal de Río de Janeiro entre 1989 y 1991.

Mientras tanto, Fernando Haddad, con el slogan “Lula es Haddad, Haddad es Lula”, es el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), y por lo tanto de los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff. Tiene 55 años, es además de político abogado y economista. Fue ministro de Educación de la Nación entre 2005 y 2012.

A la izquierda, Fernando Haddad. A la derecha, Jair Bolsonaro. (AFP)

Los dos candidatos tuvieron, en una campaña mega-polarizada, importantes diferencias en los puntos calientes de la agenda. En lo económico, Bolsonaro planea la menor intervención posible mientras que Haddad promete contener las privatizaciones y elevar el límite del gasto presupuestario. En cuanto a integración regional, Bolsonaro habla de proteccionismo y nacionalismo al estilo Donald Trump, mientras que Haddad plantea una postura amigable con el Mercosur.

La polarización se profundiza en el tema seguridad: Bolsonaro, sin rodeos, cree que a la violencia se responde con más violencia. Haddad propone reducir la militarización. En cuanto a la desigualdad social, Bolsonaro expuso proyectos polémicos, como combatir la pobreza esterilizando a las mujeres pobres. Haddad promete proteger especialmente a los niños, los jóvenes, los negros, las mujeres y la población LGBTI.

“Los policías que no matan no son policías”, “Las mujeres deben ganar menos porque se embarazan” y “El error de la dictadura fue torturar y no matar” fueron algunas de las frases más controvertidas de Bolsonaro; mientras que las de Hadad se muestran cautelosas, como “En nuestro gobierno los pobres jamás estarán condenados a un destino predeterminado” o “El país está harto de la intolerancia”.




Comentarios