El juez Claudio Bonadio trabó embargos en la causa de la corrupción en el extinto ministerio de Planificación Federal por 168.000 millones de pesos, según consignó Clarín.

La cifra se desprende de la sumatoria de la medida cautelar ordenada sobre cada uno de los procesados, de 4.000 millones de pesos a cada uno.

El magistrado consideró que "al patrimonio de los ex funcionarios públicos aquí imputados habría ingresado una suma cercana a los cien millones de dólares (U$S 100.000.000)". Bonadio aplicó ese mismo criterio a los 42 procesados.

En cada causa de corrupción en la que Cristina Kirchner es investigada las cifras son cada vez mayores. Es el sexto procesamiento en la justicia federal que suma la ex presidenta, y con el mismo un nuevo embargo. Su patrimonio, de esta manera, se encuentra cautelado en 4.985 millones de pesos.

(DYN/PABLO MOLINA)

El Código Penal indica: "Al dictarse el auto de procesamiento, el juez debe ordenar el embargo de bienes del imputado en cantidad suficiente para garantizar la pena pecuniaria, la indemnización civil y las costas, es decir, los costos potenciales que en definitiva importe el proceso".

Al momento de estimar el monto del embargo para cada acusado, el juez valoró "la magnitud de los hechos investigados y la responsabilidad de los imputados" considerando además que muchos de los procesados, "al momento de llevarse a cabo las maniobras investigadas integraban el Estado Nacional".

El juez determinó que la ex mandataria fue la jefa de la asociación ilícita que se dedicaba al cobro de sobornos.