Mariano Martínez, quien viene de anunciar que se casará con su novia Camila Cavallo, se quebró al hablar sobre la maternidad en una entrevista con Leo Montero. Es que el conductor le pidió una reflexión a partir de su experiencia con la palabra "mamá" y al invitado se le llenaron los ojos de lágrimas.

"No sé si es un momento o qué, pero la palabra me emociona, las madres me emocionan. Son todo para mí, son leonas", dijo en el programa "Mejor de noche".

"Obviamente a mí madre la amo profundamente, veo cómo son las madres de mis hijos, las madres en general. Lo que significa para una madre un hijo. Yo sólo sé lo que significa un hijo para un padre, pero no lo que significa un hijo para una madre. Nunca lo vamos a saber. Me emociona", explicó el actor.

Martínez hizo hincapié en Patricia, su mamá, y contó los problemas que tuvo que atravesar: "La pasó mal porque su mamá la abandonó. De joven estuvo muy mal de salud, tuvo fiebre reumática porque no comía para que comieran los hermanos. Estuvo en silla de ruedas. Es una gran mujer".

Patricia, la mamá de Mariano Martínez.

Y fue más allá y compartió un momento duro en el que su madre lo acompañó: "Me había reventado la pierna, me enyesaron y me agarró gangrena. Estaba internado en el Fiorito y al mes mi vieja sintió olor a podrido y se peleó con los médicos. Firmó un papel en el que se hacía cargo de mí y los médicos ya no eran más responsables si me pasaba algo. Me llevó al Garrahan y me atendió un médico cubano que me metió un alfiler y me dijo 'cuando sentís dolor avisame'. No sentí nada hasta que llegó casi al hueso".

El actor viene de unos días revolucionados. Es que mencionó que sufrió maltrato laboral y que, producto de los golpes que recibió por parte de una actriz (se especula que se refirió a Julieta Ortega), perdió un "40% de audición".