El empresario Néstor Otero estaba siendo trasladado desde el penal de Marcos Paz hacia los Tribunales de Comodoro Py para ampliar su declaración indagatoria en la causa de los cuadernos de las coimas, cuando la Policía Federal allanaba su propiedad en Puerto Madero.

El dueño de la concesión de la Terminal de Ómnibus negó los cargos en su contra como partícipe de la asociación ilícita y su abogado, Andrés Casas pidió la prisión domiciliaria atento a su edad, 79 años y su cuadro de salud.

Néstor Otero.

No obstante, en el allanamiento realizado en su casa la Policía Federal encontró dos cajas fuertes. Según indicaron a Clarín, al no contar con la contraseña, obtuvieron la autorización para romperlas. Dentro encontraron fajos de billetes: había proximadamente un millón de dólares y un millón de pesos.

Otero no obtuvo la excarcelación y regresó al penal de Marcos Paz. Ya tiene otros expedientes en la justicia Federal. Fue encontrado responsable de haber pagado dádivas al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, a quien le abonaba el alquiler del apartamento en el que vivía el ex funcionario K.