Los alimentos de mayor riesgo suelen ser los huevos crudos o poco cocinados, como la mayonesa, entre otros.


El 50 por ciento de las enfermedades transmitidas por alimentos se originan en el hogar, según el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), por lo que hoy emitió una serie de recomendaciones para evitarlas durante el verano, con pautas de higiene básicas y cuidando la refrigeración de los productos.

Durante los meses de calor, las bacterias “crecen más rápido, por eso es muy importante continuar con las pautas de higiene y manipulación básicas que en ocasiones se pasan por alto debido al cambio de hábitos y a una mayor distensión durante los viajes y las vacaciones”, señaló el organismo en un comunicado.

Una de las enfermedades comunes en el verano es la salmonelosis (salmonella) que provoca diarrea, vómitos, fiebre y dolor de cabeza. Los alimentos de mayor riesgo suelen ser los huevos crudos o poco cocinados, por ejemplo en la mayonesa; la carne de ave mal cocida y los alimentos que se han dejado a temperatura ambiente durante varias horas.

Por otro lado, la bacteria E. coli está presente en la materia fecal y a través de ella puede contaminarse el agua, la carne cruda, la leche no pasteurizada o frutas y hortalizas.

A este listado, el Senasa agregó una serie de recomendaciones para prevenir estas enfermedades, como el lavado de manos y utensilios de cocina y la cocción de alimentos, que no deben dejarse a temperatura ambiente. Además, el organismo recomendó evitar la contaminación cruzada entre productos crudos y cocidos y no romper la cadena de frío.


En esta nota:

Salud


Comentarios