La Navidad de los presos K



Amado Boudou, Julio de Vido y otros 14 kirchneristas pasarán por primera vez las Fiestas detenidos.

El ex vicepresidente Amado Boudou y el ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, entre otros 14 ex funcionarios, empresarios y sindicalistas kirchneristas, pasarán las primeras fiestas de fin de año detenidos con prisión preventiva por diferentes causas sobre supuesta corrupción, asociación ilícita y enriquecimiento patrimonial que se encuentra investigando la Justicia.

Con un régimen de visitas adaptado y un protocolo especial sobre los productos que pueden ingresar a la cárcel, los referentes del kirchnerismo ya comenzaron a recibir visitas de sus familiares durante la jornada del sábado, como fue el caso de Boudou, Carlos Zannini y De Vido.

Junto al ex vicepresidente en el penal de Ezeiza, los kirchneristas detenidos durante este año que pasarán las fiestas en esa cárcel son Carlos Zannini, ex secretario de Legal y Técnica; César Milani, ex jefe del Ejército; el dirigente social Luis D’Elia; y los empresarios de medios Cristobal López y Fabián de Sousa.

A esta lista se agregan Carlos Kirchner, primo del ex presidente Néstor Kirchner -que fue detenido ayer-; Juan ‘Pata’ Medina, el secretario de la UOCRA de La Plata; Fernando Esteche, ex líder de Quebracho; Jorge ‘Yussuf’ Khalil, referente de la comunidad iraní en el país; y José María Nuñez Carmona, testaferro de Boudou.

En tanto, en el penal de Marcoz Paz, se encuentran detenidos De Vido; su cuñado, el empresario Claudio Minnicelli; Roberto Baratta, ex subsecretario de Control del Ministerio de Planificación; y Víctor Manzanares, contador de la familia Kirchner.

A los detenidos vinculados al kirchnerismo, se suma el ex canciller Héctor Timerman, quien cumple arresto domiciliario por su delicado estado de salud, tras la orden de prisión dictada por el juez federal Claudio Bonadio por acusarlo de encubrimiento agravado en la investigación del atentado a la AMIA con la firma del Memorandum de Entendimiento con Irán.

Por esa misma causa está detenido Zannini, quien el sábado había pedido la excarcelación, y este domingo se conoció que Bonadío se la rechazó, por lo que el ex funcionario kirchnerista seguirá preso en el penal de Ezeiza.

Para las fiestas, en el penal de Ezeiza se autorizó ayer la visita masculina y hoy la visita femenina, en tanto que no se permitirán visitas ni el 25 ni el 1 de enero, según precisaron fuentes del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

En tanto, en la cárcel de Marcos Paz se autorizaron las visitas mixtas durante la misma jornada, “se reforzará la seguridad y los empleados que realizarán las requisas, y así evitar mayores demoras porque la cantidad de visitas aumentan en esta época”, explicaron las fuentes.

También se permitirá, según se precisó, que los internos reciban comida y elementos personales autorizados por la administración penitenciaria, con la particularidad de que se aprobará el ingreso de lechón sin cabeza y pan dulce sin frutas, para evitar que se escondan otros elementos en estos productos alimenticios.