Damien Collingwood, a pesar de ser hombre, se ha convertido en un símbolo de la lucha contra el cáncer de mama. El hombre británico tomó una decisión para recuadar fondos para una fundación que lucha contra esta enfermedad que ataca, sobre todo, a mujeres.

El oriundo de Hampshire quiso hacerse un tatuaje que llamó la atención de muchos: sobre su pectoral derecho se dibujó un corpiño de 11 pulgadas color negro, con una cinta rosa, haciendo referencia al símbolo oficial de la lucha contra cáncer de mama.

Damien Collingwood y una inusual forma de recaudar fondos para luchar contra el cáncer de mama

El hombre eligió hacer esto para poder recaudar dinero y lo hizo en una fecha cercana al aniversario de la muerte de su mamá. "Sufría una pesadilla recurrente en la que mi esposa e hija morían de cáncer. Yo estaba parado en medio de dos camas de hospital tomándolas de la mano mientras ambas se desvanecían", relató.

El hombre sufrió la muerte de su mamá por cáncer de mamá y se tatuó cerca del aniversario de su fallecimiento.

"Inicialmente, iba a ser un pequeño tatuaje de tributo, pero la idea de hacer una recaudación de fondos detrás de él era atractiva, luego mi esposa sugirió el aumento de tamaño", contó Collingwood.

Hasta el momento, Damien recolectó 1.485 euros, unos 1.750 dólares, aproximadamente.

El tatuaje iba a ser más pequeño pero decidió finalmente hacerlo de este tamaño.