El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue dado de alta este lunes por la tarde del Centro Médico Walter Reed, donde fue internado el viernes por coronavirus.

"¡Me siento muy bien! No le tengan miedo al Covid. No dejen que les domine la vida. Desarrollamos, bajo el Gobierno de Trump, varias drogas y conocimiento excelentes. ¡Me siento mejor que hace 20 años!", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter por la mañana.

El equipo médico que atiende a Trump dijo el domingo que si el mandatario seguía evolucionando favorablemente, sin fiebre ni necesidad de oxígeno, podría abandonar el hospital y continuar el tratamiento en la Casa Blanca, tal como sucedió esta tarde.

Luego de abandonar el centro médico Walter Reed, el mandatario tomó un helicóptero rumbo a Washington. Si bien Trump tenía el barbijo al dejar el hospital militar de Bethesda, en Maryland, en cuanto aterrizó en la Casa Blanca y fue hacia el balcón de la Habitación Azul, se lo sacó y posó ante los medios levantado sus pulgares.

No element of type reference found.

Unos minutos antes, con tapaboca, traje y corbata, el presidente de Estados Unidos había abandonado caminando el centro médico previo a entrar en un vehículo negro y luego en el Marine One en medio de los gritos de "íCuatro años más!, íCuatro años más!" de sus seguidores apostados en la entrada.​

En las últimas horas, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, anunció que dio positivo de coronavirus, por lo que se convirtió en la duodécima persona del entorno de Trump que se contagió de la enfermedad