El entrenador holandés piensa opciones para el lugar que ocupará "La Pulga" en el equipo.


A menos de 20 días de que arranque de manera oficial la era de Ronald Koeman como entrenador del Barcelona, ya empieza a trascender información de cuál sería la posición que ocuparía Lionel Messi en el equipo.

Fernando Polo, subdirector de Mundo Deportivo, contó que el holandés piensa al argentino como extremo derecho en un esquema que tendría cuatro defensores, dos mediocampistas centrales, tres atacantes y un centrodelantero. Llevado a números, no sería ni más ni menos que un 4-2-3-1.

Messi como extremo por derecha

Ronald (Koeman) quiere que Leo (Messi) se centre en atacar y que no baje a buscar el balón a la mitad de la cancha, sino que espere a que se lo lleven los compañeros. Tampoco quiere que se desgaste mucho en defensa, aunque tampoco quedará totalmente liberado. Eso sí, las subidas del lateral izquierdo rival deberán ser vigiladas por el lateral derecho del Barça, con ayudas de un pivote y de un central”, reveló el periodista español.

Más allá de la propia posición de Leo, también es muy importante tener en cuenta quienes podrían rodearlo. En caso de jugar por la derecha, el argentino podría ser acompañado en el extremo izquierdo por Ansu Fati o Philippe Coutinho, dos diestros a los que les gusta jugar con al pierna cambiada.

Lionel Messi. (DPA)

Sin embargo, también podrían jugar como punteros izquierdos los zurdos Ousmane Dembélé o Francisco Trincao. Si bien ambos habitualmente juegan por el extremo opuesto, podrían ser una opción para Koeman en esta posición si Messi se ubicara sobre la derecha. Sin Luis Suárez en los planes del técnico, podría ser Antoine Griezmann quien ocupe el puesto de centrodelantero. La otra opción es Memphis Depay, quien negocia con Barcelona hace semanas.

Messi como falso 9

Lionel Messi. (DPA)

El astro argentino comenzó en Barcelona actuando como extremo derecho. Sin embargo, en mayo de 2009, Pep Guardiola lo convocó para una charla privada en la que le contó por qué iba a dejar su lugar habitual en el campo para pasar a jugar como falso 9 y le explicó el por qué de la decisión.

A partir de aquel día, Messi no sólo ganó libertad, sino también una cuota goleadora que lo convirtió en un jugador indetectable y letal para sus rivales.

Si Koeman decidiera no desaprovechar esa enseñanza que Guardiola le dejó al 10, este último podría jugar con Dembélé o Trincao por derecha, y con Ansu Fati o Coutinho por la izquierda, relegando las posibilidades de Griezmann de actuar en el frente de ataque.

Messi como enganche

Con la llegada de Lionel Scaloni al banco de la Selección Argentina, La Pulga jugó más como un organizador detrás de los delanteros. En la última Copa América, por ejemplo, se paró en varios partidos detrás de Lautaro Martínez y Sergio Agüero. Si Koeman optara por esta posición, en Barcelona podría rodearse con Dembélé o Trincao por derecha, con Ansu Fati o Coutinho por la izquierda y con Griezmann o Depay por delante suyo, jugando como centrodelantero.

Fuente: Noticias La Liga.


En esta nota:

Lionel Messi Deportes


Comentarios